02634202610

©2019 por Psicología y Salud. Creada con Wix.com

 
Buscar
  • Lic. Barahona Vanesa

Cómo enfrentar los grandes cambios en tu vida. Resiliencia.

Actualizado: feb 13


A menudo la vida nos enfrenta con situaciones y circunstancias que nos ponen a prueba, que superan nuestras capacidades, como lo son aquellos eventos que resultan traumáticos: una ruptura de pareja, la pérdida de un ser querido, una enfermedad difícil, problemas económicos o de trabajo…


Situaciones que nos llevan a cuestionarnos si tenemos la capacidad de poder enfrentarlo y salir adelante o rendirnos ante tales hechos, perdiendo toda esperanza de salida.

Ante esto es importante saber que como personas tenemos la capacidad de adaptarnos a esas situaciones y superar la adversidad, eso es Resiliencia. Todos podemos desarrollar resiliencia, sólo requiere algo de tiempo, esfuerzo y compromiso para dar los pasos correctos.



Resiliencia


Capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas logrando adquirir adaptación y saliendo fortalecidos.


Una persona resiliente desarrolla la capacidad de sobreponerse a la adversidad o situación de vida que le toca vivir, pero al mismo tiempo adquiere la habilidad de utilizar dicha situación para crecer y desarrollar al máximo su potencial.


Muchas veces esta habilidad es desconocida por el individuo y la descubre únicamente cuando se encuentra en medio de una situación difícil que logra superar gracias a su postura de lucha y de seguir adelante.


Dolor, tristeza, angustia, son emociones que todas las personas que han atravesado situaciones difíciles han experimentado, es decir, son emociones comunes en todos. La diferencia está en poder aprender y desarrollar conductas, pensamientos y emociones que nos hagan ver la situación desde otra perspectiva, para poder sobreponernos a la adversidad, sabiendo que siempre “todo pasa” y que después de la tormenta llega la calma.



Practicando Resiliencia


Cuando hablamos de resiliencia, hablamos de una habilidad que todos podemos desarrollar, sólo requiere de tiempo y ejercicio. Podríamos decir que uno no nace siendo resiliente, se hace resiliente. Diferentes situaciones y sucesos que nos han tocado vivir, nos han llevado a experimentar el límite, tocar fondo o encontrarnos al borde del abismo, lo que ha generado en nosotros la capacidad de dar lo mejor de sí y desarrollar habilidades necesarias para enfrentar los diferentes retos que nos presenta la vida, nos convertimos en personas resilientes.


Ahora bien, seguramente, todos hemos atravesado una situación difícil a lo larga de nuestra vida que nos ha llevado a sacar lo mejor de sí para salir adelante. ¿Pero…cómo sé si he logrado desarrollar resiliencia? Estas experiencias ¿me han convertido en una persona resiliente?

Para despejar un poco estas dudas veremos cuales son algunas de las características de una persona resiliente.


Características de personas Resilientes


Las personas que han logrado desarrollar resiliencia poseen un buen conocimiento de sus fortalezas y debilidades, de sus potencialidades y limitaciones, lo que permite tener un mejor manejo de estas y lograr enfrentar las adversidades y retos utilizando a su favor dicho conocimiento. Esto también favorece a trazarse metas mucho más objetivas y alcanzables conforme a sus recursos. Otro punto importante está relacionado a la autoestima, debido a que el autoconocimiento posibilita fomentar una mayor confianza en sí mismo, son personas que se centran en sus objetivos y los persiguen con determinación, sintiéndose seguras de poder lograrlo, como así también pedir ayuda si lo consideran necesario.


Personas que no se limitan a sólo resolver la situación, sino que tienen la capacidad de trasformar su experiencia dolorosa en algo bello y útil. Aceptan que las cosas no van a ser siempre como deberían ser o como les gustaría que fuesen, sino que son de determinada manera y no podemos cambiar lo ocurrido, pero sí puedo modificar mi modo de ver las cosas, de atribuirle significado a eso que acontece.


Las personas con un alto nivel de Resiliencia tienen la capacidad de poder ver más allá de los momentos difíciles que la vida les presentan, asumen las crisis, dificultades como una oportunidad para generar un cambio, aprender y crecer. Son conscientes que dichas situaciones no son eternas y buscan el modo de enfrentarlas logrando un aprendizaje de esta, siendo perseverantes.


Las personas resilientes tienen como hábito vivir el aquí y ahora, estar plenamente presentes. Consideran el pasado como algo del ayer sin que eso les perturbe y ven el futuro sin preocupaciones, son capaces de aceptar las situaciones tal y como se presentan aprovechándolas al máximo. Disfrutan de cada momento de la vida.


Son personas objetivas, reconocen sus potencialidades, recursos, habilidades, capacidades para alcanzar las metas que se proponen, tienen una motivación interna que los hace conseguir sus objetivos. Son Consiente de que nada es completamente positivo ni negativo, por lo cual tienen la capacidad de poder ver el lado bueno de cada situación, se esfuerzan constantemente por centrarse en los aspectos positivos y disfrutan de cada reto. Desarrollar optimismo realista.


Se caracterizan por ser personas que saben cultivar sus amistades por lo que suelen rodearse de personas que mantienen una actitud positiva ante la vida, evitando aquellas que suelen ser toxicas, generando de este modo vínculos sólidos y de sostén en los momentos más difíciles.


Una de las mayores fuentes de estrés es querer tener control sobre las situaciones que nos acontecen, por este motivo cuando algo se nos escapa de las manos nos sentimos angustiados, inseguros o culpables; sin embargo, una persona resiliente es consciente de que no puede controlar la situación, pero si la emoción, identificándolas y generando el cambio cognitivo necesario.


Si bien una persona resiliente tiene muy claro sus objetivos y lo que quiere lograr, perseverando hasta alcanzarlo. También son personas que reconocen que la vida es constante cambio a los cuales hay que adaptarse y para ello es necesario, muchas veces ceder, por lo tanto son personas que no se cierran al cambio, los aceptan y valoran diferentes alternativas que se presenten, ven los cambios como oportunidades para avanzar y crecer, lo cual los convierte en personas flexibles.


Cuando una persona resiliente se encuentra enfrentando una situación traumática o difícil su principal objetivo es lograr superarlo, reconocen la necesidad e importancias del apoyo social y no dudan en buscar ayuda profesional cuando la necesitan.


¿Cómo desarrollamos resiliencia?


Es importante siempre buscar ayuda profesional. Desde la terapia cognitivo conductual se puede lograr los objetivos deseados.

Sin embargo, mencionaremos algunos consejos útiles a tener en cuenta que nos ayudarán a desarrollar resiliencia:


Relaciones Sociales: es importante establecer lazos sociales con familiares, amigos, gente de nuestro entorno que consideremos importantes en nuestra vida. Esto nos ayuda a poder afrontar nuevos retos y fortalecernos.





Evitar ver las crisis desde una perspectiva catastrófica o insuperable. Es importante aceptar la adversidad y saber que no podemos evitar que ocurran las cosas, pero si puedo modificar mi modo de verlas, interpretarlas y reaccionar ante ellas. De toda situación siempre obtenemos un aprendizaje.


Aceptar y Accionar, es importante afrontar la situación aceptar la situación que la vida me presenta y tomar la decisión de accionar, cuando esquivo las situaciones adversas no hago otra cosa que postergarlo, lo mejor llevar a cabo acciones decisivas.


Querernos a nosotros mismos, cuidarnos, aceptarnos tal cual somos con nuestras fortalezas y debilidades, potenciar aquellas cosas que nos hace bien. Prestar atención a nuestros deseos y necesidades, hacer aquello que nos guste y nos haga bien. El cuidarnos a nosotros mismos nos permite mantener la mente y el cuerpo fortalecidos para enfrentar cualquier situación. La actividad física es fundamental, el realizar ejercicios a diario ayuda a nuestro estado de salud.


Ponernos metas, desarrollar metas claras y realistas que pueda lograr, realizar a diario acciones que me lleven a conseguir esas metas, visualizar todas aquellas cosas que puedo hacer hoy y que me permitirán alcanzar mis objetivos.



Desarrollar visión positiva y confianza en uno mismo, conocernos, aprender de nosotros en cada situación y mantener la esperanza viva, visualizando siempre hacia donde queremos llegar confiando en nosotros mismos.





Estos son algunos consejos para logras ser resilientes ante las situaciones que se nos presentan. Es importante saber que podemos desarrollarlo y que somos capaces de lograrlo con dedicación y perseverancia. Resiliente no se nace se hace.




#consejos #cambios #vida

10 vistas